Yacimiento Romano "Finca del Secretario" en Fuengirola

Imagen
La Costa del Sol andaluza, mundialmente conocida por tener una amplia oferta turística de sol y playa, también nos ofrece, a todos los que amamos el turismo cultural o arqueológico, un amplio abanico de posibilidades que pueden hacernos disfrutar de la historia sin ir muy lejos. Hoy vamos a conocer un enclave arqueológico bastante interesante ubicado en la ciudad de Fuengirola y que puede pasar desapercibido a pesar de ser de los más importantes en la costa occidental malagueña. Hablamos del Yacimiento Arqueológico "Finca del Secretario"  ubicado en la conocida barriada de "Los Boliches" . Vista parcial del yacimiento en la que se distinguen las piletas de una factoría de salazón. ¿Cuál es el pasado romano de Fuengirola? En torno al río Fuengirola y a los pies de un pequeño cerro de pizarra que hoy se encuentra coronado por el Castillo Sohail , símbolo de la ciudad, se asentó un poblamiento ibero-púnico en sus orígenes y posteriormente romano, conocido como Suel .

SOBRE MARTOS

Apreciados lectores/as, como he comentado en alguna de las entradas publicadas o a través de mi perfil de Blogger, soy de Martos, una población de la provincia de Jaén con un impresionante pasado. Responsable en gran medida de mi pasión por la historia y la arqueología, fue uno de los pilares que me llevó a la creación de este blog, con una motivación clara: la difusión de su rico patrimonio y la denuncia del tratamiento que éste ha recibido en innumerables ocasiones. 
En esta sección he querido resumir brevemente algunos aspectos históricos sobre dicha localidad para que así pueda estar más accesible para consultas rápidas y mostrar una idea general de la riqueza arqueológica de la que puede presumir.

"Martos, la ciudad que duerme el sueño de los justos"

La vida del ser humano en las faldas de la majestuosa Peña se remonta al menos al IV milenio a.C., período del que se han hallado una gran cantidad de asentamientos, entre los que resalta la conocida como ZAPM (Zona Arqueológica del Polideportivo de Martos), Bien de Interés Cultural y epicentro de la vida prehistórica en la ciudad. En ella se encontró una enorme cantidad de estructuras, enterramientos y útiles arcaicos, que aportaron una gran cantidad de información para el conocimiento de este período en la provincia de Jaén.
Desgraciadamente y a pesar de que fue considerado uno de los yacimientos neolíticos más importantes del Alto Guadalquivir, las actuaciones encaminadas a su salvaguarda han sido escasas, limitándose a actividades arqueológicas de urgencia previas a su urbanización.

restos_del_neolítico_en_Martos
Silos-cabañas prehistóricos excavados en la piedra madre. La imagen se corresponde con una de las últimas excavaciones realizadas previa construcción de vivienda.

De la etapa ibérica, Martos cuenta con diversos enclaves arqueológicos repartidos por todo el municipio, destacando los oppidum fortificados del Cerro de San Cristóbal o la Zona Arqueológica "La Nava", además de necrópolis de cierta importancia como la de "El Sapillo". La ciudad de Tucci, se configuraba como un oppida ibérico encaramado en las faldas de la Peña, entre la calle Ogazonas Altas y la iglesia de Santa Marta según algunos profesionales, pero escasamente documentado por el limitado número de estudios arqueológicos efectuados. 
Las recientes intervenciones urbanas en "El Cerro", próximo al barrio de la Fuente de la Villa, han documentado la existencia de otro oppidum de época ibérica plena que podría dar respuesta a algunos aspectos concernientes de la romana Colonia Augusta Gemella Tuccitana. Aunque como suelen repetir mucho por estos lares, quizás sean las "generaciones futuras" las encargadas de resolver estas incógnitas...(entiéndase la ironía). 

El título de colonia otorgado por Augusto, es síntoma inequívoco del gran esplendor que vive esta ciudad, contando con todo tipo de edificios y espacios propios de la configuración de las ciudades de la época. Su centro administrativo se situaba en lo que hoy es "La Plaza", lugar en el que se emplazaba el antiguo foro de la colonia y en el que a lo largo de los siglos se han hallado infinidad de elementos arqueológicos. El corpus epigráfico de la localidad es muy amplio, hasta el punto de ser el más importante del Conventus Astigitanus.
Una de las muestras más importantes del esplendor romano, es el  Lapidarium: un conjunto único de inscripciones romanas procedentes de diversos puntos de la población y que son el ADN pétreo de la antigua colonia tuccitana. 
Por estraño que parezca, poco romano más vamos a poder disfrutar si visitamos esta localidad. Muchos han sido los vestigios romanos encontrados, algunos de gran importancia, y muchos los que aún duermen; pero la inversión realizada en pro de su difusión, puesta en valor y conservación desgraciadamente ha sido nula.

epigrafía_romana_Martos
Algunas de las inscripciones encastradas en el Lapidarium del Ayuntamiento.

Al contrario de lo que ocurre en otras ciudades que se ven ampliamente afectadas por la crisis del siglo III, con una fuerte tendencia al abandono de las mismas, Tucci sigue manteniendo cierta vigencia, convirtiéndose en sede episcopal con la llegada de los visigodos, como así quedó constancia en los distintos concilios celebrados, en los que se cita a muchos de los obispos que ocuparon el sillón catedralicio tuccitano. En este período histórico se establece una ceca propia, que perdura a lo largo del reinado de varios reyes visigodos. De este período cabe resaltar su excepcional sarcófago paleocristiano o la recientemente recuperada basílica paleocristiana.

basílica paleocristiana martos
Basílica Palecristiana de Martos. Ábside, calzada romana y pila bautismal.

Con la invasión musulmana Martos se convierte en una tierra fronteriza, pasando a conocerse como Tuss o Martus, con estatus de hisn. La ciudad sufre una gran transformación, ampliando las murallas preexistentes y construyendo torreones defensivos y de guardia. En la cima de la Peña se instala un pequeño conjunto defensivo desde el que tener una amplia visión de todo el territorio de la campiña jienense, la  Sierra Sur e incluso tierras cordobesas. Pero son pocos los datos que conocemos de esta tierra en aquellos tiempos, salvo por algunas crónicas. Los vestigios hallados han sido escasos. Salvo las murallas o torreones que se mantienen en la actualidad (muy modificados en épocas posteriores) y la configuración de calles estrechas y serpenteantes en algunos barrios del conjunto histórico, poca herencia de este período ha perdurado hasta nuestros días.

Finalmente, con la conquista cristiana, la plaza defensiva de Martos se convierte, de la mano de la Orden de Calatrava, en una de las más importantes del Alto Guadalquivir, llevando a cabo numerosas reformas y reestructuraciones del conjunto defensivo de toda la villa. En esta época tiene lugar uno de los sucesos más importantes que pasaran a la historia de la ciudad: la muerte de los hermanos Carvajales; un acontecimiento cuya leyenda ha llegado hasta nuestros días y que está muy presente en la vida de la localidad.

sarcófago paleocristiano martos
Sarcófago Paleocristiano de Martos.

Hoy aún se conservan distintos torreones salpicados por la población y diversos paños de muralla en un estado de conservación deficiente. Además la fortaleza de la Peña no vive su mejor momento y la pérdida continua de los materiales que la forman, hacen que se encuentre en la absoluta ruina; no obstante el valor paisajístico y los vestigios que aún quedan en pié de esta gran fortaleza, son un conjunto único al que merece la pena acceder. 
Con el fin de devolverle la vida robada a estas murallas, se vienen realizando algunas tareas de conservación y puesta en valor en la fortaleza baja, que arrojan algo de luz al negro destino que le depara si no se actúa en consecuencia.

fortalezas_de_Martos
Torre Almedina del conjunto defensivo de la fortaleza baja, Torre del Homenaje de la fortaleza de la Peña y olivo centenario.

Como remate final a este rápido viaje por la historia de la ciudad tuccitana y no menos importante, debéis saber que la localidad es conocida como la Cuna del Olivar, considerada por mucho tiempo la mayor productora de aceite de oliva del mundo. En ella podemos encontrar multitud de almazaras y ricos aceites, además de un tejido empresarial considerado como uno de los más importantes de la provincia de Jaén y de Andalucía, siendo la multinacional Valeo o el Centro Tecnológico del Plástico Técnico referentes a nivel mundial.

¡Gracias por vuestro apoyo y lectura!


¿CONTAMOS HISTORIA?

Comentarios

Entradas populares de este blog

Yacimiento Romano "Finca del Secretario" en Fuengirola

Una Villa Romana desaparecida en Martos

La Cartima romana resurge de nuevo