Yacimiento Romano "Finca del Secretario" en Fuengirola

Imagen
La Costa del Sol andaluza, mundialmente conocida por tener una amplia oferta turística de sol y playa, también nos ofrece, a todos los que amamos el turismo cultural o arqueológico, un amplio abanico de posibilidades que pueden hacernos disfrutar de la historia sin ir muy lejos. Hoy vamos a conocer un enclave arqueológico bastante interesante ubicado en la ciudad de Fuengirola y que puede pasar desapercibido a pesar de ser de los más importantes en la costa occidental malagueña. Hablamos del Yacimiento Arqueológico "Finca del Secretario"  ubicado en la conocida barriada de "Los Boliches" . Vista parcial del yacimiento en la que se distinguen las piletas de una factoría de salazón. ¿Cuál es el pasado romano de Fuengirola? En torno al río Fuengirola y a los pies de un pequeño cerro de pizarra que hoy se encuentra coronado por el Castillo Sohail , símbolo de la ciudad, se asentó un poblamiento ibero-púnico en sus orígenes y posteriormente romano, conocido como Suel .

Basílica Paleocristiana de Martos: un oasis arqueológico


Martos, mi localidad natal, es una gran desconocida, para propios y extraños, que guarda un pasado inmenso en su seno y que se encuentra “durmiendo el sueño de los justos” a la espera de algún visionario que aplique un plan arqueológico urbano que no se base exclusivamente en intervenciones de urgencia con el fin de urbanizar terrenos llenos de “piedras preciosas”.

A pocos metros de la Autovía del Olivar A-316 y tomando la salida 81 con dirección Martos (oeste), dentro del casco urbano de la ciudad y junto a su pabellón polideportivo encontraremos nuestro destino.

Pila Bautismal de la Basílica Paleocristiana de Martos
Vista de la pequeña Basílica Paelocristiana de Martos

La "Basílica Paleocristiana de Martos" se muestra como un oasis arqueológico recuperado recientemente. Ubicada en un lugar conocido como "La Alberquilla" dentro de la Zona Arqueológica del Polideportivo de Martos (ZAPM), nos encontramos con este pequeño trocito de historia que ha conseguido sobrevivir al asfalto, al hormigón y al ladrillo, siendo toda una superviviente.

Aunque os pueda parecer un hallazgo casual y fruto del azar, la realidad es muy distinta. Desde el año 1991 en la que se realizó la primera campaña arqueológica debido a la construcción del pabellón polideportivo, se fueron sucediendo distintas campañas (al tratarse de una zona de expansión de la ciudad hacia el oeste), todas ellas de urgencia, que evidenciaron la importancia del lugar, con asentamientos desde el neolítico

El interés arqueológico de esta zona es tan grande, que en el año 2003 fue inscrita en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz como Zona Arqueológica y Bien de Interés Cultural (B.I.C.).

Vista Zona Arqueológica de Martos: Alberquilla
Zona de la Alberquilla (ZAMP)
A pesar de lo valiosa que es esta ZAPM nos encontraremos con un paisaje totalmente urbanizado y donde se echó de menos un programa de arqueología urbana que hubiese impedido una urbanización desproporcionada con la pérdida, por ejemplo, de los sistemas de cabañas pertenecientes al neolítico que guardaban algunas semejanzas con las descubiertas en la zona de Marroquíes Bajos (Jaén) u otras estructuras de importancia que iremos desglosando en futuras publicaciones.

La basílica es descubierta en la primera década del nuevo siglo debido a la urbanización de la zona, pero no ha sido hasta ahora cuando se ha decidido poner en valor y mostrar a la ciudadanía. Durante todos estos años ha estado "protegida" mediante una tela geotextil y gravilla, que al final terminó por cubrirse de maleza dejando pocas evidencias de lo que allí se halló y con un deterioro notable.

Estado de la basílica paleocristiana de Martos antes de recuperación
Estado anterior a la recuperación (inicio de los trabajos de limpieza).
Foto cedida por: José Antonio Castro Moreno (Martos en el Recuerdo)
El lugar del emplazamiento, dentro de la antigua Tucci o Augusta Gemella, era la zona suburbana de la ciudad; es decir, lo que se conoce como la Loca Publica Suburbana: un territorio a las afueras de la urbe dónde se concentraban las zonas de producción, los "horti" (huertos), las villae y los enterramientos (necrópolis), muy cercana a las vías de acceso.

Panorámica de la basílica visigoda Martos
Panorámica de la basílica paleocristiana desde su esquina noroeste 
Aunque con la caída del imperio romano la ciudad de Tucci mantiene su trazado y alcanza una gran importancia con la llegada de los visigodos, la ruralización de la sociedad y el liderazgo del cristianismo hace que sea necesario un medio de control de la población, surgiendo en lugares como el que estamos tratando pequeñas basílicas bien posicionadas estratégicamente.  Estos recintos posiblemente estarían ocupados por un diácono encargado de la evangelización y el bautismo, profesando en este lugar, casi con seguridad, el Arrianismo (creencia cristiana no trinitaria extendida entre los visigodos).

Nos encontramos ante una basílica datada en torno al siglo VII d.C., que podríamos considerar única en la provincia de Jaén, en la que se conserva perfectamente la pila bautismal y dónde se puede diferenciar la estructura típica de estas construcciones: el atrio (patio de acceso), una planta de tres naves separadas por columnas (posiblemente con la nave central de mayor altura que las laterales) y un pequeño ábside.

Vista del ábside basílica visigoda Martos
Parte de los cimientos de la zona dónde se ubicaba el ábside,
con su estructura semicircular tan característica.

Además podremos contemplar una porción de calzada romana de grandes losas de piedra blanca, anterior a esta basílica, que sería una de las vías de entrada a la ciudad tuccitana y en la que aún se pueden observar las marcas producidas por el rodaje de los carros que circulaban por esta vía.

Calzada romana del polideportivo de Martos
Porción de calzada romana conservada delante de la basílica,
en el proceso de recuperación. La calzada continúa hacia el este
y es sabido la existencia de más tramos en el mismo estado de conservación.

La planta de la basílica no esta totalmente completa en su parte este porque posiblemente fue destruida con la urbanización de la zona. Se conservan los arranques de cuatro de los pilares y en la zona del atrio se puede observar la "simulación" de tres tumbas de pequeño tamaño (no han sido conservadas tal y como fueron descubiertas, algo que no llega a comprenderse).

Arranques de los pilares de la basílica paleocristiana de Martos
Vista de la basílica desde otro punto dónde podemos ver el uso de gravilla 
de distinto color para separar los dos espacios que la componen:
planta interior y exterior o atrio.

Si la visitáis en este momento comprobareis que la recuperación aún no esta finalizada, faltándole el perímetro de protección y paneles informativos. Si bien en la presentación del proyecto se mostró un recorrido interior por la basílica, parece que esta opción esta desechada para impedir el deterioro del recinto. En mi opinión creo que eliminar este pequeño recorrido a la hora de hacer una visita no hará más que dificultar la interpretación y el disfrute del espacio por parte del visitante; además la necesidad de una cubierta que proteja el enclave de las inclemencias meteorológicas y otros factores ambientales es más que necesaria si la pretensión es que este espacio recuperado para la ciudadanía perdure en el tiempo.


Detalle en el que puede observarse la basa conservada de uno de los pilares
y la simulación de las tres tumbas halladas en el atrio.
Con la recuperación de esta basílica, sin duda, se ha dado un paso importante en la puesta en valor de los bienes arqueológicos de la ciudad de Martos (es de elogiar a quienes así lo han decidido), pero insuficiente teniendo en cuenta que la importancia de las huellas romano-visigodas en la ciudad sólo es comparable con otros grandes centros históricos (como Cástulo, Carmona o la propia Itálica).

Ha tenido que pasar más de una década para su puesta en valor y os preguntareis los motivos. La respuesta es muy simple y no es cuestión de dinero, pero la dejo en el aire a la espera de que sigáis conociendo un poquito más el patrimonio de esta localidad y su destino a lo largo de los años. Os animo a conocer y visitar este lugar que aunque pequeño guarda mucha historia en él.

Y por hoy me despido hasta la próxima esperando que os haya gustado este espacio en el que contar historia y miréis con otros ojos a esta localidad que posiblemente creeríais vacía.

Un saludo, y ¡hasta la próxima!... 

¿Contamos historia?





00:00
01:59


Comentarios

  1. ¿Se sabe como van las excavaciones de Los Pilares?

    ResponderEliminar
  2. Me han comentado que en el Molinillo están actuando metiendo unas canalizaciones ¿es cierto?. Trabajé en la zona del Polideportivo de Martos en una de las excavaciones y conozco el potencial de la zona. No se como vuestro ayuntamiento no hace nada para proteger y visualizar lo que allí tenéis.

    ResponderEliminar
  3. Desconozco en que estado se encuentran las excavaciones de los Pilares en la actualidad; creo que aún no están finalizadas y desconozco el futuro de las mismas (ya sabemos que en Martos el futuro de los hallazgos arqueológicos es incierto).
    Lo del Molinillo es cierto. Existe un arqueólogo supervisando aquello y estamos muy pendientes de lo que pueda ocurrir.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

La Granada Romana II: Villa Romana de Salar

Yacimiento Romano "Finca del Secretario" en Fuengirola

Villa Romana de "El ruedo": un tesoro que descubrir